Avalancha de devoluciones de bonificaciones de la Seguridad Social

Aprendimiento

Se está produciendo una avalancha en las devoluciones de las bonificaciones de la Seguridad Social por los ERTEs. El objetivo de estas devoluciones es que las empresas puedan despedir antes de los seis meses. La situación actual con los ERTEs, en la que se encuentran muchos trabajadores, impide que se produzcan despidos hasta seis meses después de la reincorporación de los trabajadores a sus puestos de trabajo.

Sin embargo, con el comienzo de la segunda oleada de la pandemia, el empresario se ha dado cuenta de que los ERTEs no solucionan el problema. Con la situación actual, va a tardar meses en poder recuperarse económicamente y en recuperar esos puestos de trabajo. Por lo tanto, se ha llegado a un punto en el que muchas empresas están devolviendo las bonificaciones a la Seguridad Social para que, una vez devueltas, puedan despedir a los trabajadores que se encuentran en ERTE.

¿En qué sectores se está produciendo una mayor devolución de las bonificaciones de la Seguridad Social?

Los sectores que más afectados se están viendo por la crisis y que están procediendo a devolver estas bonificaciones de la Seguridad Social son el comercio o la hostelería que, debido a las restricciones, son las que más limitadas han visto su actividad. Por lo tanto, muchos empresarios ya se han dado cuenta de que no pueden mantenerse como hasta ahora y necesitan recortar gastos si quieren seguir sobreviviendo.

Además, la incertidumbre existente con respecto a los propios ERTEs, y las soluciones que se han tomado por parte del Ejecutivo y la Administración, no favorecen que los empresarios mantengan a sus trabajadores en el estado en el que se encuentran. Al final, el único impedimento que tenían las empresas para no recortar gastos era el de no poder despedir a los trabajadores hasta seis meses después de su reincorporación a su puesto de trabajo.

A partir de las próximas semanas comenzarán los despidos de esos trabajadores que no volverán a recuperar su trabajo en el corto o medio plazo.

La falta de incertidumbre, el gran enemigo

Los empresarios están sufriendo la falta de incertidumbre que se está viviendo con la pandemia. Ninguna de las medidas que se han tomado generan seguridad para los negocios y económicamente se están viendo muy afectadas e incapaces de afrontar la crisis.

La financiación, los créditos ICO o el aplazamiento de impuestos son alguna de las medidas que se tomaron para ayudar a autónomos y pymes pero sus condiciones de devolución se convierten en un caramelo envenenado. Ahora toca comenzar a pagar los impuestos que se aplazaron durante el primer trimestre. Y mientras, no se toman medidas efectivas que mantengan al tejido empresarial, lo cual dificultará poner la maquinaria en marcha posteriormente. Al final, los empresarios están aplicando las medidas que, por ley, se están viendo obligados a aplicar.

Además, para el Estado, el aumento del paro implica que el gasto por los ERTEs no se reduce, sino que simplemente cambia de partida. Además, se pierde la parte de las cotizaciones a la Seguridad Social que aporta la empresa.

Vídeo

La situación ahora mismo es una avalancha de devoluciones de las bonificaciones de la Seguridad Social. Muchos empresarios han realizado sus cálculos y no les sale rentable mantener a los trabajadores en ERTE. Además, no se vislumbran medidas que vayan a favorecer el mantenimiento de los empleados en plantilla, por lo que los empresarios se ven en la obligación de ajustar su proyecto a la situación económica del momento.

Si queréis seguir informados acerca de las novedades que se producen en el colectivo de autónomos y pymes, visitad nuestro canal así como nuestra web. En ambas actualizamos cada día la situación y explicamos las últimas noticias. Asimismo, hemos grabado un vídeo en el que hablamos de la situación del empleo en España y sobre la devolución de las bonificaciones de la Seguridad Social. ¡No te lo puedes perder!

 

Share This