¿Qué es un administrador de una sociedad?

Diccionario Emprendedor

Administrador es toda aquella persona que, dentro de una sociedad se encarga de lleva a cabo las labores de un consejo de administración. En otras palabras, es un órgano de gobierno de la empresa al igual que puede serlo un consejo.

Los administradores de una sociedad se pueden dividir en tres tipos, en base a las funciones que realizan.

Administrador único

Si decides que la mejor manera de gestionar tu sociedad es a través de un administrador único, deberás saber que tiene que ser la junta general la encargada de nombrar a esa persona. El administrador se va a hacer cargo directamente del día a día de nuestra sociedad; de la representación o de la gestión entre otras tareas.

Este cargo lo puede ostentar tanto un socio como una persona ajena a la sociedad, es decir, que no tiene porqué ser necesariamente socia de la institución. La principal ventaja de un administrador único es que agiliza todas las gestiones de la empresa, puesto que tiene los poderes para ello. Sin embargo, la sociedad queda al amparo de una administración unipersonal que, en ocasiones puede llevar a decisiones inconvenientes tomadas de forma unilateral. 

También hay que tener en cuenta el encuadre que debe tener el administrador en la seguridad social ya que no hay una jurisprudencia clara al respecto de si deben estar dados de alta como autónomos societarios o pueden ser incluidos en el régimen general o en el régimen general asimilado.

Administrador solidario

Por su parte, puedes también valorar la opción de nombrar a un administrador solidario. Esto sucede cuando la junta general o los estatutos quieren tener a más de un administrador que pueden desempeñar las mismas funciones o, incluso, distintas según lo decidan la junta general o los estatutos.

Al ser solidarios, la toma de decisiones queda compartida. En otras palabras, mientras tengas las mismas funciones, es indiferente cuál de los dos dicte sentencia, siempre y cuando sea en beneficio de la sociedad.

Administrador

Administradores mancomunados

En este caso será la junta general de accionistas y los estatutos los que definan que en la sociedad tiene que haber, al menos, dos administradores y, por lo tanto, las decisiones deberán ser tomadas por, como mínimo, dos de los administradores que tenga la sociedad.

Hay que tener en cuenta que esta forma de órgano de gobierno impide, en muchas ocasiones, la posibilidad de tomar decisiones de forma unilateral. Salvo que, en todo caso, los estatutos de la sociedad señalen lo contrario. Por lo tanto, se puede señalar que uno de los grandes inconvenientes de este tipo de administradores es que la toma de decisiones queda muy limitada.

Sin embargo, a su favor podemos señalar que se impone un control adicional sobre las resoluciones que lleve a cabo la empresa ya que no existe un administrador único que decida a su libre albedrío.

Vídeo

Por lo tanto, podemos decir que existen varias formas de gobierno para nuestra sociedad. Ésta deberá ser elegida por la junta general de accionistas y posteriormente tendrá que quedar reflejada en nuestros estatutos.

Además, es importante destacar que el cargo de administrador, salvo excepciones, no es un cargo remunerado. También hay que señalar que el nombramiento de un administrador deberá quedar registrado en el registro mercantil y éstos deberán cumplir con todas las responsabilidades inherentes al cargo.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que existen los consejos de administración como otro órgano de gobierno alternativo a estos tres tipos de administradores. Sobre ellos ya hemos hablado específicamente en otro artículo ya que tienen una serie de funciones y obligaciones más específicas.

En cualquier caso, si quieres saber más acerca de los diferentes tipos de administradores que puede tener una sociedad, no puedes dejar de ver el vídeo que hemos hecho al respecto.

 

 

 

 

 

Share This