¿Qué es un autónomo societario?

Diccionario Emprendedor

Los autónomos societarios son aquellos autónomos que han constituido una sociedad o bien sus funciones dentro de la misma les obligan a darse de alta en el RETA. Hay que aclarar que la figura del autónomo societario implica una serie de pequeñas diferencias con respecto a un autónomo y que, además, la cuota a abonar cada mes es también distinta.

Cómo se relaciona el autónomo societario con la sociedad

Una de las preguntas más habituales que se dan cuando hablamos de autónomos societarios es saber cómo se relaciona con la sociedad si, en efecto, trabaja para la misma. Si lo hace a través de una factura o, por el contrario, se encuentra en nómina. Para saber si hay que facturar o estar en nómina, hay que tener en cuenta los siguientes criterios:

  • Si eres un socio que realiza un trabajo profesional para la sociedad, tendrás la obligación de realizarle una factura a la sociedad como si se tratase de un autónomo más que le presta servicios a la compañía.
  • En el resto de casos, si realizamos actividades para la sociedad pero éstas no son de carácter profesional, podremos percibir una nómina. Si, por ejemplo, tenemos una actividad propia dentro de un epígrafe de marketing y también trabajamos para otras sociedades, podremos facturar.

La cotización en el RETA

Como hemos comentado antes, la cotización en el RETA es una de las grandes diferencias entre el autónomo societario y otro tipo de autónomos. Sobre cómo calcular la cuota de autónomos a pagar en la Seguridad Social, ya escribimos un artículo al respecto en el que explicamos estas diferencias.

El autónomo societario cotizará por una base mínima mayor a la de un autónomo con actividad propia. Hablamos de una cantidad que asciende hasta los 1214,10€ de base de cotización, es decir, una cuota mensual de 364,22€.

Además, los autónomos societarios no podrán acogerse a la tarifa plana reducida de 60€ al mes por ser nuevo autónomo ya que, aunque la ley no los excluye de ser susceptibles a la posible bonificación, el criterio de la administración está siendo el de no permitir que se beneficien de esta ventaja.

En cualquier caso, comienza a haber sentencias que le otorgan la razón a estos autónomos societarios por ingresos indebidos en la cuota. Para obtener el reintegro de esta cuota, en cualquier caso, es necesario llevar a juicio a la administración y que el juez falle en favor del autónomo.

¿Quiénes se consideran autónomos societarios dentro de la sociedad?

Todos aquellos socios que tengan el control efectivo de la sociedad. Consideramos como control efectivo poseer más del 50% de las participaciones de la misma. No es necesario que esta posesión sea de forma nominal sino que entre el cónyuge o familiares de primer grado se posea más de este 50%.

También se considerarán autónomos societarios a todos aquellos socios que ejerzan como administradores y, asimismo desempeñen labores de dirección en la compañía. Si tienen más del 25% de las participaciones también estarán obligados a ser autónomos societarios. De igual manera que ocurre con aquellos que no tienen funciones de dirección pero ostentan más del 33% de las participaciones.

Vídeo

Como hemos podido ver, el autónomo societario es un tipo de autónomo que reúne una serie de características especiales, que no desempeña una actividad propia y que, bajo ciertas circunstancias, se ve obligado a darse de alta en el RETA con una cotización mínima superior al resto de los autónomos. Además, debe decidir entre facturar o estar en nómina y conocer cuál es el encuadre que debe tener en la Seguridad Social en función de su labor dentro la compañía o el número de participaciones que posea.

En nuestro canal de Youtube hemos elaborado un vídeo en el que explicamos más detalladamente qué es un autónomo societario y cuáles son sus características principales. ¡No te lo pierdas!

Share This