¿Qué es un autónomo TRADE?

Diccionario Emprendedor

Los autónomos TRADE o autónomos económicamente dependientes son aquellos que tienen más del 75% de sus ingresos con un único cliente. Éstos tienen una serie de obligaciones, como por ejemplo firmar un contrato TRADE y registrarlo en el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), pero, por lo demás, funcionan igual que cualquier otro autónomo.

Es muy, pero que muy importante no confundir a un autónomo TRADE con un falso autónomo, porque son dos términos distintos que comúnmente son confundidos, incluso por aquellas personas encargadas de legislar, que cometen errores cuando deberían conocer con detalle la figura empresarial más importante del país, el autónomo.

Obligaciones del autónomo TRADE

La primera obligación de un autónomo TRADE es la de firmar un contrato con el cliente que le suponga más del 75% de la facturación de su actividad. Este contrato posteriormente debe ser presentado en un plazo de cinco días en el SEPE. Si pasado este plazo, el contrato no es presentado, la empresa adquiere la obligación de presentar el contrato en los 15 días posteriores.

El contrato de un autónomo económicamente dependiente debe incluir varios puntos:

  • En primer lugar, la identificación del autónomo.
  • También tendrán que aparecer reflejadas cuáles van a ser las condiciones de descanso anual. En otras palabras, cuándo van a ser las vacaciones a las que tiene derecho de disfrutar el autónomo.
  • La duración de la jornada laboral tiene que aparecer en este contrato.
  • Otra serie de condiciones que se acuerden entre la compañía y el autónomo económicamente dependiente.

¿Cuánto dura el contrato?

La duración de este contrato no tiene un patrón establecido. Puede ser una duración determinada o una duración ilimitada hasta que una de las partes, o ambas, decidan acabar con la relación mercantil. Si el cese del contrato se produce de manera unilateral, esto puede conllevar un derecho de indemnización para la otra parte.

La extinción de este contrato se puede producir de varias maneras:

  • Se puede terminar de mutuo acuerdo. Ambas partes consideran que hay que poner fin a la relación mercantil.
  • El propio TRADE puede ser el que decida que quiere acabar con el contrato. Por ejemplo porque se produce un incumplimiento grave de las obligaciones que tiene la empresa.
  • La empresa cree que hay que escindir el contrato por diversas razones y, en este contexto, tendrá que dar un preaviso, según esté estipulado en el contrato, con «X» días de antelación.
  • En caso de que el TRADE sufra una serie de contingencias que le impidan seguir adelante con la realización de su actividad, también existirá razón para que se ponga fin al enlace profesional.

Debemos recordar que la finalidad de este contrato es recoger una serie de cláusulas para acreditar que más del 75% de la facturación de ese autónomo es de un único cliente. Esta situación crea una dependencia económica pero, cuando esta circunstancia cambia y el autónomo ya no tiene el 75% de los ingresos en manos de un único cliente, se puede considerar que hay una causa justificada para una escisión de contrato.

TRADE

¿Dónde registra el TRADE los contratos?

El autónomo TRADE actualmente tiene que registrar sus contratos en el SEPE. Este documento no es público pero sirve para salvaguardar los derechos de ambas partes. El registro de este contrato ayudará a justificar la relación laboral existente en caso de que se den situaciones como, por ejemplo, una inspección de trabajo en la que se quiera comprobar si la empresa está trabajando, o no, con falsos autónomos.

¿Qué requisitos debe cumplir un TRADE?

El autónomo económicamente dependiente debe cumplir una serie de requisitos. El primero de ellos, el fundamental y el que ya hemos comentado a lo largo de este artículo es el de tener más del 75% de la facturación en manos de un único cliente.

Además, hay una serie de características igualmente importantes que distinguen al TRADE:

  • No tener trabajadores a su cargo. Si tiene trabajadores a su cargo, no podrá ser un autónomo económicamente dependiente.
  • Por otro lado, el autónomo habrá de disponer las herramientas necesarias para poner en marcha su actividad.
  • Recibir una contraprestación económica en función del resultado de su actividad es requisito fundamental.
  • También deberá realizar un trabajo distinto al del resto de trabajadores por cuenta ajena de la empresa con la que colabora.
  • Desarrollar una actividad con criterios organizativos propios, aunque reciba directrices por parte de la empresa.

Vídeo

Si estás leyendo este artículo y te has dado cuenta de que reúnes esta serie de requisitos, ten por seguro que eres un autónomo TRADE. Entonces podrás desarrollar tu labor como autónomo de manera regular, pero con algunas ventajas que se reflejan en ese contrato, como por ejemplo, los días de vacaciones o la jornada laboral acordada y plasmada en el contrato.

Además, si todavía no has cumplido con tus obligaciones ni en el contrato ni en la presentación del mismo, te aconsejamos que lo hagas cuanto antes para tener asegurados tus derechos como autónomo.

Share This