«Haz que suceda» – Entrevista

Entrevistas

«Haz que suceda» es un libro que aporta las herramientas necesarias para que seamos capaces de poder cumplir esos objetivos que tanto ansiamos. Unas herramientas que, por otro lado, nos aportarán una perspectiva distinta así como un punto de vista realista sobre cómo explorar nuestra creatividad con el fin de crear esas oportunidades que nos llevarán a alcanzar nuestras metas.

El autor de «Haz que suceda» es Rubén Turienzo, fundador de la multinacional de desarrollo de equipos, WIT Performance Trainers así como escritor, conferenciante y consultor. A través de sus charlas y este nuevo libro, Rubén quiere conseguir que las personas traten de actuar con mayor responsabilidad, integridad y coraje.

¿De dónde surge «Haz que suceda»?

«Haz que suceda» no es el primer título de Rubén, que ya tenía hasta un total de 12. Como él mismo reconoce, ha pasado por muchas fases, empezando por la novela empresarial, hasta llegar a libros inspiracionales. Sin embargo, fue su último libro el que le llevó a escribir «Haz que suceda».

Rubén cree que su último escrito, en el que hablaba sobre la motivación, fue muy técnico. De hecho, las críticas que recibió, aunque positivas por el contenido del mismo, iban en esta línea. Y así es como consideró la necesidad de escribir un libro más accesible y más sencillo de entender. Un resumen sobre las herramientas que él mismo utiliza en el mundo de la empresa que, en definitiva, son todas aquellas que toda persona necesita para cumplir sus objetivos.

Quizás, uno de los principales problemas de un experto en cualquier materia es el que le sucedió a Rubén, el conocer tanto que resulta difícil bajar el listón de conocimientos para equipararlo y hacerlo accesible para otra gente que no ha alcanzado tal nivel de especialización. A colación de esta «problemática», por llamarlo de algún modo, Rubén deja una frase para entenderlo mejor: «La maldición de la sabiduría es olvidar lo que era y no saber lo que sabemos».

Ansiedad, frustración… El control de sentimientos negativos

El ser humano es un contenedor total de emociones de todo tipo. Unas emociones que son el motor, o lastre, del desarrollo completo de todas nuestras capacidades así como de las distintas maneras que tenemos de afrontar nuestros retos y nuestro día a día. Las emociones son capaces de controlar nuestra propia vida y forma de actuar si no somos capaces de poder supeditarlas a nuestro interés. Por ello, conocerse a uno mismo, lo que nos inquieta, altera, alegra, enerva, entristece, contenta, etc., es imprescindible para tener el control sobre nosotros mismos y conseguir alcanzar aquello que nos proponemos.

Aunque Rubén, en primera instancia, detecta otro problema, la falta de objetivos por parte de las personas. El principal problema de esta falta de objetivos es el miedo al fracaso y la falta de fuerza de voluntad para llevar el plan a cabo. «La gente se olvida de algo fundamental y es que todo lo que quieres conseguir, todo lo que quieres sumar, te va a llevar a que tengas que restar otra cosa, ya sea tiempo, energía, un nuevo hábito o descartar un hábito para adquirir otro».

La necesidad de tener que renunciar a algo para conseguir otra meta provoca, generalmente, frustración, y esta frustración lleva al abandono. La dificultad de salir de nuestra zona de confort aunque nuestro confort no nos aporte nada positivo.

Haz que suceda

Rubén Turienzo, autor de «Haz que suceda»

El miedo al cambio

En la experiencia de Rubén, el miedo al cambio es una constante en la cultura latina. Cuando le preguntas a alguien por lo que quiere, una respuesta bastante generalizada suele ser «yo quiero quedarme como estoy». No cambiar nada porque como estoy, estoy bien aunque exista la posibilidad de poder estar mejor.

Esta situación se provoca debido a una concepción negativa que tenemos del cambio y a la perversión que hacemos de conceptos que utilizamos con tono peyorativo cuando no debería ser así.

Haz que suceda, no te quedes parado esperando

Tener objetivos es necesario puesto que son un motor de cambio y la gasolina necesaria para poder avanzar en la vida. Sin embargo, para poder cumplir con los objetivos que nos marcamos es necesario moverse y hacer algo para que suceda lo que nosotros queremos. Y es que para Rubén no existe ni libro, ni conferencia, ni profesor, ni universidad que, si luego tú no haces algo con la información que te proporciona, vaya a reportarte algo beneficioso por arte de magia.

Además, hay que ser consciente y realista con los objetivos que uno se plantea porque estos tienen que ir acordes a las capacidades que tenemos como personas. No por desear con muchas fuerzas ser deportista de alto nivel, por ejemplo, lo vas a conseguir si no tienes unas condiciones físicas apropiadas por mucho que tengas hábitos y rutinas saludables.

Por tanto, resulta necesario que cada individuo sea consciente de sus capacidades, se marque objetivos acordes a su propia capacidad como persona y, lo más importante, no inculpe a factores externos de responsabilidades que son exclusivamente suyas, tanto negativas como positivas.

Entrevista

 

Share This