Los comercios chinos en España no pagan impuestos

Mitos del emprendimiento

«Los comercios chinos en España no pagan impuestos». Hoy, en nuestra sección de «Mitos de emprendimiento» venimos a hablar sobre esta creencia que se ha popularizado con el paso de los años, llegando a convertirse casi en dogma de fe.

Las personas de origen chino que abren un comercio en España no pagan impuestos, o pagan menos que el resto de comercios y personas de nacionalidad distinta a la china. Sin embargo, es una afirmación sin ningún tipo de fundamento y por supuesto que no es tal y como se dice y vamos a explicar porqué.

Los autónomos de origen extranjero en el sistema tributario español

El 10% de los autónomos dados de alta en el RETA son de origen extranjero y, dentro de este porcentaje (alrededor de 55.000 personas), sí que es cierto que la mayor parte corresponde a la comunidad china tan afianzada ya en España.

Además, en el conjunto de la comunidad china no hay prácticamente paro debido a su gran espíritu emprendedor y a que, los que no son emprendedores, suelen ser empleados de estos empresarios que tienen proyectos en marcha.

Las obligaciones de los comercios chinos

Los comerciantes de origen chino, al igual que todos los comerciantes de cualquier nacionalidad, tienen que cumplir con una serie de obligaciones ante la administración. Esta situación se vale por sí misma para desmontar el mito acerca del que estamos hablando, pero vamos a ver cuáles son estas obligaciones.

En primer lugar, los comercios chinos deben hacer frente al Impuesto de Actividades Económicas (IAE). No están exentos de pagar este impuesto ya que la única manera de estarlo es recién comenzando una actividad o situarse bajo el millón de euros de facturación. Por lo tanto deben darse de alta en el IAE, en un epígrafe u otro, en base a la actividad que realicen. Y estas obligaciones se aplican a absolutamente todos los autónomos, sin excepción.

También tienen que pagar el IRPF, al igual que cualquier otro autónomo que realice una actividad. Los autónomos de origen chino, pueden estar en los diferentes sistemas de tributación, al igual que los españoles, ya sea estimación directa, estimación directa simplificada o módulos. Si eligen los módulos, no significa que no abonen la cuota de IRPF sino que lo hacen de una manera distinta. Por lo tanto, como hemos visto, en cuanto al IRPF, pagan de la misma forma que lo hacen los autónomos españoles.

Por otro lado está el IVA, respecto al cual tampoco hay diferencias. El IVA que los comerciantes de origen chino soportan es exactamente igual que el de un autónomo español y lo liquidará, bien de manera mensual o trimestral, según le corresponda.

Las retenciones, ya sea por alquiler, pagos a profesionales o pagos a cuenta del IRPF, son las mismas. Y, por supuesto, tendrán que presentar los modelos 115 y 111 de la misma manera que lo hace cualquier otro trabajador autónomo.

Finalmente, la cotización a la seguridad social no depende del origen o de la nacionalidad sino de realizar una actividad económica en territorio español y, por tanto, están obligados a darse de alta en el RETA y a pagar las cuotas mensuales correspondientes.

Diferencias

Sin embargo, si puede existir una pequeña diferencia entre un empresario español y otro de origen chino y es que, al ser precisamente de nacionalidad china, se pueden acoger al tratado de doble imposición entre España y China que provoca que no tenga que pagar dobles impuestos entre ambos países. Tan solo pagan lo correspondiente al desarrollo de su actividad económica en suelo español.

Este convenio existe con 94 países más, no solo con China, por lo que en realidad ni siquiera existe un privilegio como tal por ser de origen chino.

Vídeo

Los empresarios y autónomos chinos pagan exactamente los mismos impuestos que cualquier otro empresario de cualquier otra nacionalidad por el desarrollo de su actividad en suelo español. Por lo tanto, este mito o creencia popular que tanto se ha extendido, queda desmontada, como hemos podido comprobar.

En el canal de Youtube tenéis también el vídeo que hemos preparado y en el que explicamos más visual y detalladamente las razones por las cuales no es verdad que los comercios orientales en España tengan ventajas fiscales. ¡No dudes en ver el vídeo!

Share This