El plan de empresa. Estructura de negocio para empresas y emprendedores

Escuela de emprendedores

El plan de empresa es la respuesta a todas aquellas preguntas que se hace todo emprendedor cuando afronta la puesta en marcha de su negocio. Éste no es, ni más ni menos que una hoja de ruta para organizar las herramientas con las que contamos, cuál es el capital humano del que disponemos y hacia dónde queremos dirigirnos.

A la hora de saber cuál es el rumbo que queremos establecer, es necesario prever cuáles van a ser las distintas etapas que vamos a pasar o los hipotéticos problemas que se nos pueden presentar en un determinado punto. Estos pasos resultan útiles puesto que cuanto menor sea la improvisación y la incertidumbre, más posibilidades hay de éxito.

Los diferentes planes de empresa

Dentro de una empresa pueden elaborarse diferentes planes en función del objetivo que se aspira a alcanzar. Por ejemplo, podemos optar por un plan de empresa interno que consiste en reflejar de forma icástica todo aquello que se está realizando en la empresa para poder determinar si se está siguiendo el plan trazado o hay desviaciones en el rumbo y profundizar en el por qué. Ésto nos será de gran ayuda para poder tomar las medidas necesarias para poder enderezar el camino.

Un plan de empresa, además, se puede elaborar para terceros. Esto se da, por ejemplo, cuando vamos a invitar a un socio a que participe de nuestro proyecto ya que, en ese caso, deberemos presentarle la estrategia de negocio. Otro ejemplo es cuando tenemos la intención de solicitar financiación puesto que será necesario que al banco le mostremos cuál es nuestro proyecto empresarial para que ellos evalúen la viabilidad del mismo.

Es recomendable que para cada objetivo que se marca la empresa, se elabore un plan específico ya que no son lo mismo los detalles que valorará un socio que quiere entrar a formar parte del proyecto que lo que va a estudiar un socio inversor para decidirse a poner su dinero en nuestras manos. Por lo tanto, podríamos decir que la mejor manera de elaborar un plan de empresa es elaborar primeramente uno general que posteriormente podremos modificar en función de objetivos o agentes a los que se lo vayamos a presentar.

Plan

¿A qué debe responder un plan de empresa?

El plan de empresa debe responder a todas y cada una de las preguntas que se nos van a ir planteando a lo largo del desarrollo del proyecto empresarial. Para ser capaces de presentar este plan de empresa de forma ordenada, proponemos la siguiente estructura, que dividiremos en dos apartados:

  • Resumen ejecutivo: Es el primer documento necesario para nuestro plan de empresa pero, paradójicamente, será el último que elaboremos, ya que deberemos reflejar los aspectos fundamentales de cada uno de los demás puntos. El resumen ejecutivo debe ser claro y conciso puesto que nuestro receptor seguramente solo lea este documento y en base a él tome la decisión correspondiente.
  • Antecedentes y justificaciones: Es imprescindible reflejar el momento en el que se encuentra el proyecto así como las metas y objetivos hacia los que se dirige.
  • Modelo de negocio: Es fundamental definir la forma de negocio, cómo se va a ingresar el dinero, cuál es nuestro producto, en qué se diferencia del resto de productos existentes en el mercado y cómo vamos a posicionarlo.
  • Análisis del sector: Es necesario analizar la competencia, qué hay ya operando en el sector, en qué nichos están posicionándose, qué necesidades están cubriendo o cuál es la magnitud de su actividad dentro del sector. Con estos datos será posible definir una estrategia empresarial.
  • El mercado: La estrategia a preparar debe ir enfocada a entrar en el mercado, por ello la necesidad de un análisis a conciencia del mismo.

Elaborar estrategias conociendo los recursos y los riesgos

  • El plan de marketing: La estrategia de posicionamiento de nuestro producto o servicio. Qué acciones vamos a llevar a cabo para entrar en un sector en el que vamos a encontrar barreras de entrada por parte de nuestra competencia y cómo vamos a conseguir ocupar un lugar dentro de ese sector concreto.
  • Organización y recursos: Será necesario organizar todo el material y todos los recursos necesarios para poner en marcha el plan de marketing. Tendremos que conocer el personal con el que vamos a contar y dotar a nuestra estructura de un plan de control.
  • Aspectos financieros: Todos aquellos informes básicos en los que se reflejan presupuestos, balances e indicadores de objetivos y métricas para mejorar el negocio. También hay que asegurarse de tener la capacidad obtener los ingresos necesarios para el desarrollo del proyecto.
  • Identificación de riesgos: Hay que ser consciente de los riesgos que podemos encontrar por el camino porque nos ayudará a preverlos y tener una estrategia preparada para cuando éstos surjan. Con la previsión de riesgos podremos reducir la incertidumbre de nuestra actividad.
  • Escenarios futuros: Consiste en establecer una serie de escenarios en los que esperamos ver nuestro proyecto en un futuro dentro de un tiempo «X». Cuál es la facturación esperada o el número de clientes estimado. No olvidemos ser ambiciosos pero sin alejarnos de la realidad.

Vídeo

El plan de negocio es un documento muy importante, como hemos podido comprobar. Éste te va a acompañar durante todo tu viaje y servirá para conocer en todo momento el lugar en el que nos encontramos, hacia dónde queremos dirigirnos y servirá además para exhortar a posibles inversores o bancos para invertir en nuestro proyecto.

Si has realizado tu plan de negocio siguiendo los pasos que proponemos o, al menos, muy similares, tendréis la receta perfecta para poner en marcha nuestra idea.

En cualquier caso, como siempre hacemos, también hemos elaborado un vídeo en nuestro canal para hacer la explicación más ilustrativa y dinámica.

 

Share This