La letra pequeña en las ayudas de la Unión Europea

Aprendimiento

La Unión Europea ha dotado a España con una ayuda de 140.000 millones de euros con el objetivo de ayudarla a reflotar la economía. De esos 140.000 millones, la mitad se dan en ayudas directas mientras que el resto se aportarán mediante avales para poder acceder a diferentes préstamos. Asimismo, se han obtenido 5.000 millones menos de los esperados, como así ha reconocido el presidente de Gobierno.

En cualquier caso, la cuestión es saber cómo se va a invertir este dinero, y si se va a destinar al tejido empresarial y a la generación de empleo o, en cambio, se destinará a otras cosas. ¿Y qué es lo que no se ha contado? De todas las cuestiones relativas a la letra pequeña de esta ayuda vamos a hablar a lo largo del artículo.

La Unión Europea y sus condiciones

Dentro de las ayudas destinadas al COVID-19, existen ciertas partidas que se han recortado, por lo que no gozarán de tantos fondos como los esperados. La Política Agraria Común (PAC), se ha visto tremendamente recortada, siendo los principales damnificados España y sus agricultores.

También se han producido recortes en el fondo Invest EU, el cual dota de fondos para la investigación y el desarrollo o en infraestructuras sostenibles para pymes e inversión social. Por lo tanto, los emprendedores españoles se van a ver afectados por la ausencia de esos fondos y no van a poder cambiar sus modelos de negocio hacia otros con mayor capacidad para resistir las crisis.

El programa de fomento a la investigación, Horizon Europe, pasa de un presupuesto de 13.500 millones de euros a uno más ajustado de 5.000 millones de euros, inferior a la mitad de la anterior partida. De esta manera, la UE dedica menos dinero a la innovación. Asimismo, el Fondo de Cohesión de la UE, pensado para la correcta distribución de los fondos entre las zonas con menor riqueza, también se ha visto afectado por los recortes y las ayudas extraordinarias.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea

La salida de Reino Unido de la UE ha provocado daños colaterales en el resto de economías europeas. Esto se produce debido a que, para que los presupuestos europeos se mantengan invariables, es necesario que cada país haga una aportación mayor a las arcas de la Unión Europea. En consecuencia, España tendrá que aportar más y recibirá menos dinero por parte de Europa.

Además, los cheques compensatorios para aquellos países que aportan más de lo que reciben, que parecía que se iban a descartar tras la salida de Reino Unido de la UE, finalmente seguirán teniendo validez. Por lo tanto, países como Suecia, Países Bajos o Austria podrán dar todavía menos dinero en compensación por lo que entregan de más.

En resumen, España tendrá que aumentar su aportación a la Unión Europea a la par que se recortan partidas necesarias para el crecimiento económico del país. Asimismo, de los 140.000 millones de euros en ayudas, no se cobrarán todos directamente, sino que será en varios años. Por lo tanto, se generará una deuda que aumentará el pago de intereses.

Vídeo

España ha conseguido recibir las ayudas por parte de la Unión Europea. Ahora solamente queda destinarlas de manera correcta, ayudando al tejido empresarial a generar riqueza. Debemos tener en cuenta que estas ayudas hay que devolverlas, por lo que será necesario invertir sabiamente. En cualquier caso, también hay que saber que estas ayudas no son tan geniales como aparentan ser, ya que se ha recortado presupuesto de otras partidas y ayudas igualmente necesarias y que ahora no llegarán.

Si quieres seguir informado acerca de las novedades que se producen en el colectivo de autónomos y pymes, visita nuestro canal así como nuestra web. En ambas actualizamos cada día la situación y explicamos las últimas noticias. Además, también explicamos en vídeo todos los condicionantes y la letra pequeña que va implícita en las ayudas obtenidas de la Unión Europea. ¡No te lo puedes perder!

Share This